Noticias

miércoles, 27 febrero 2013

El Acuerdo Comercial de la UE con Perú entra en vigencia – Colombia a pocos pasos


El Comisario Europeo de Comercio, Karel De Gucht, y el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. EFE/Archivo.

El Comisario Europeo de Comercio, Karel De Gucht, y el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. EFE/Archivo.

El amplio y ambicioso acuerdo comercial celebrado por la UE con el Perú y Colombia en el 2012 entrará en aplicación provisional con el Perú este viernes, 1 de marzo. El acuerdo abrirá los mercados a los exportadores tanto de la UE como peruanos, generando un ahorro anual de más de 500 millones de euros. Además, se espera que las mayores ganancias vengan de las condiciones mejoradas y más estables para el comercio y la inversión.

El acontecimiento fue señalado de inmediato por el Comisario Europeo de Comercio, Karel De Gucht.

“Este acuerdo es un paso importante hacia el fortalecimiento de nuestras relaciones comerciales y de inversión con ambos países. Doy la bienvenida a la aplicación provisional del acuerdo con Perú, y espero que podamos anunciar lo mismo con Colombia tan pronto como sea posible”, declaró.

“En tiempos de crisis económica, con una demanda interna limitada y presupuestos ajustados, el comercio puede ayudar a impulsar el crecimiento y el empleo sin causar mayor presión sobre las arcas públicas. Este acuerdo hace exactamente eso y fomentará negocios e inversión dinámicos y sostenibles en ambos lados”, dijo el Comisario.

El acuerdo mejorará sustancialmente el acceso al mercado para los exportadores europeos y peruanos. A largo plazo, los exportadores de productos industriales y pesqueros ya no tendrán que pagar derechos de aduana, y los mercados de los productos agrícolas se abrirán considerablemente. Al final del período de transición, los exportadores se estarán ahorrando más de 500 millones de euros anuales solamente en aranceles.

Sin embargo, la principal ventaja del nuevo sistema será la mejora de las condiciones de comercio e inversión establecidas en el acuerdo, que prevé un entorno estable, transparente, predecible y fiscalizable para los negocios. Se espera que esto cree importantes oportunidades para las empresas y los consumidores de ambas partes.

El acuerdo incluye disposiciones de gran alcance sobre la protección de los derechos humanos y el estado de derecho, así como compromisos para aplicar efectivamente los convenios internacionales en materia de derechos laborales y de protección del medio ambiente. Organizaciones de la sociedad civil serán sistemáticamente involucradas en el trabajo para supervisar el cumplimiento de estos compromisos.

El acuerdo también busca promover la integración regional entre los países andinos. Se mantiene vivo el objetivo de una asociación entre las dos regiones, al dejar la puerta abierta a los demás países andinos –Ecuador y Bolivia– para entrar en la asociación.

Perú notificó el 8 de febrero que sus procedimientos de ratificación habían finalizado y la Unión Europea notificó el 25 de febrero que los procedimientos internos de la UE necesarios para la aplicación provisional también se habían completado.

Colombia, que también firmó el Tratado Comercial con la Unión Europea en junio de 2012, se unirá a la fase de ejecución durante este año, una vez que sus procedimientos internos de ratificación se hayan completado.

© Instituto de Altos Estudios Europeos (IAEE)