Noticias

jueves, 5 junio 2014

Encuentro sobre pedagogía para la Paz y gestión del postconflicto en Colombia


Instantánea durante el Seminario, que tuvo lugar en la Universidad Complutense de Madrid.

Instantánea durante el Seminario, que tuvo lugar en la Universidad Complutense de Madrid.

Como una actividad del seminario permanente de Pedagogía para la Paz, en el marco de la Escuela de Política del Instituto de Altos Estudios Europeos, con el apoyo de la Red Internacional de Universidades para la Paz, se desarrolló este miércoles 4 de junio, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, el encuentro entre colombianos residentes en el exterior que presidió el Decano Heriberto Cairo Carou con la participación de Dª. Araceli Manjón, en nombre del Excmo. Rector José Carrillo.

Este encuentro contó con la participación del expresidente colombiano Ernesto Samper, quien explicó la forma como se han venido desarrollando los diálogos de la Habana e hizo un balance del proceso destacando los puntos débiles que hay que reforzar. Para hacer el balance desde la posición de la guerrilla de las FARC estuvo el profesor Yesid Arteta Dávila, quien como excombatiente absolvió las preguntas de los asistentes sobre aquellos aspectos menos conocidos de esa guerrilla que son determinantes a la hora de juzgar la realización de los acuerdos logrados en el proceso. Por su parte, el profesor Fernando Harto de Vera de la Universidad Complutense precisó el alcance de la expresión “postconflicto” como punto de partida de la pedagogía para la paz, señalando que lo que se acaba es la violencia como herramienta para resolver el conflicto, abriéndose paso la posibilidad de que el conflicto transite por otras vías no violentas.

La profesora Claudia Salcedo Baquero, directora de la Red Internacional de Universidades para la Paz, precisó que el objeto del programa es alcanzar las condiciones que hagan posible la transición de la sociedad colombiana desde una cultura de guerra que utiliza un modelo de gestión basado en la violencia, la exclusión y la corrupción hacia una cultura de paz que utiliza un modelo de diálogo y acuerdo, participación, cohesión y transparencia, todo ello como objetivo inaplazable de la sociedad colombiana que no depende de ningún evento ni coyuntura. Y en nombre de la ciudadanía señaló diferentes inquietudes recogidas durante las semanas previas al encuentro que se resumen en la no pertinencia de la discusión en la Habana de algunos temas que son objeto de un debate nacional más amplio y participativo; la exclusión y deficiente participación ciudadana en general y especialmente de las mujeres; la inexistencia de diálogo entre la ciudadanía y sus mandatarios por la falta de respuesta a las demandas y propuestas; la no creación de las condiciones que faciliten el cumplimiento de los acuerdos como: la descentralización, la asignación de recursos a los programas de pedagogía y gestión por parte de los equipos responsables, la estabilidad laboral de los equipos de gobierno, el padrón nacional, el censo de tierras, la democracia paritaria para la participación de la mujer al 50% en los puestos de representación y de decisión política y en general cuestiones básicas del funcionamiento de los Estados que con o sin guerra deben ser abordados.

© Instituto de Altos Estudios Europeos (IAEE)